GRUPO ABIERTO DE MUJERES QUE VIVEN VIOLENCIA

El grupo CAVIDA ha abierto un GRUPO DE MUJERES QUE VIVEN VIOLENCIA que trabaja los jueves de 8.30 a 10 AM.

A este grupo pueden derivar a cualquier mujer (sin cita ni aviso previo) para que reciba una atención lo más inmediata posible, a reserva de que su situación sea:que esté en terapia individual o familiar y requiera de un refuerzo grupal, o bien que tenga una urgencia en el momento y asista mientras recibe otro tipo de atención.

Estas personas podrán acudir a este grupo un máximo de 6 sesiones, mientras se atiende su crisis y se le deriva a un servicio más permanente o adecuado a su situación.

Se pone a la disposición de la comunidad de terapeutas del ILEF la posibilidad de derivar a este grupo a pacientes o personas conocidas que lo requieran.

CONSULTAR ARTÍCULOS CAVIDA

Centro de Atención a la Violencia Doméstica

Coordinadores: Dr. Ignacio Maldonado y Mtra. Adriana Segovia

Integrantes: Guadalupe Arriaga, Daphnée Espejel, Soren García Ascot, Jazmín Lagarda, María Maldonado, Alberto Mohadeb, Edgar Núñez, Guadalupe Ordaz, Isabel Portillo, Olga Elena Rodríguez, Norma Rodríguez

Grupos terapéuticos

Actualmente trabajan cuatro grupos terapéuticos para personas que han vivido violencia, dos de hombres y dos de mujeres. Solicitar informes sobre cupo al ILEF.

Fundación

En 1994 se fundó en el ILEF el equipo especializado en familias y violencia en el contexto de la atención brindada por la clínica de atención a la comunidad. En 1996 asume la coordinación del grupo el Dr. Ignacio Maldonado, , fundándose así el grupo CAVIDA,  más tarde se suma a la coordinación la Dra. Flora Aurón.

Objetivo

Nuestro trabajo permanente consiste en el diseño y operación de un modelo de intervención terapéutica para el tratamiento de violencia familiar, generado a partir de la discusión teórica del equipo y de la atención terapéutica a familias con problemas de violencia, que además ha derivado en capacitación a operadores que trabajan con violencia.

Marco teórico

Partimos de la concepción de la violencia como el ejercicio del poder que afecta negativamente la libertad y la dignidad del otro (Foucault). Esos otros generalmente se encuentran en un estado más vulnerable del que somete, ya sea por su sexo, edad, fuerza física, fuerza de estado, o relación de parentesco. Este sometimiento utiliza métodos que generalmente causan grave daño físico o emocional en quien se ejerce. Nuestro principal apoyo teórico lo constituye la teoría general de sistemas o teoría sistémica; así como la atención a la distinción de la primera y la segunda cibernética, para observar en los sistemas aquellos cambios que mantienen la estabilidad y los que permiten cambios de estructura o de segundo orden (segunda cibernética). En la cibernética de segundo orden además está incluido el observador como parte del sistema. Mantenemos una visión sensible al género, entendiendo en ella la inclusión del cuidado de hombres y mujeres; analizamos también el tema del poder. Asimismo observamos aspectos psicoanalíticos en la medida que esta visión permite comprender los conflictos intrapsíquicos, así como el pasaje transgeneracional de la violencia. Igualmente atendemos los lineamientos teóricos del socioconstruccionismo y de los modelos estructural y narrativo de la terapia familiar. Nuestras premisas éticas y terapéuticas comprenden los principios de transparencia, multiparcialidad y el reconocimiento del doble papel que jugamos como terapeutas y como agentes del control social. Manifestamos el rechazo a la violencia en todas sus manifestaciones (física y emocional) como forma relacional, e insistimos en la responsabilización de los involucrados, quien ejerce la violencia debe responsabilizarse por su agresión y quien la recibe, si es adulto, debe responsabilizarse de su cuidado personal; los adultos deben asumir la responsabilidad de los miembros más vulnerables de la familia. De estas posturas éticas y teóricas emana el respeto a la diversidad y una visión tendiente a resaltar los recursos de las personas y las familias.

Actividades

En sus inicios, el equipo trabajó en la atención de menores infractores y sus familias, en la modalidad de “terapia bajo mandato”, a partir de la firma de un convenio con la Secretaría de Gobernación (Dirección General de Prevención y Tratamiento de Menores). Este convenio fue vigente hasta 1997.

Hemos impartido talleres de capacitación para operadores de la salud, entre los que se encuentran: “La visión sistémica y la intervención clínica en contextos de violencia”, auspiciado por la Fundación Bunstift (1996); el curso de capacitación para operadores del INSAME-DIF: “La perspectiva sistémica en el trabajo con violencia doméstica” (1997). En el DIF-DF de 1998 a 2000: Talleres de sensibilización para operadores del Albergue para Mujeres que Viven Violencia; se desarrollaron programas sobre manejo integral de casos y contención para operadores del Albergue para Mujeres que viven Violencia; así como contención para directivas de la Dirección de Grupos Vulnerables (vigente en su modalidad actual). Curso de capacitación para operadores en el área de salud mental del Departamento Jurídico, DIF DF (1999); Capacitación en violencia y paradigma sistémico del Programa Diplomado Menorah (1998 a la fecha). Capacitación para brigadistas y operadores en salud mental del programa SECOI- Secretaría de Desarrollo Social del DF (2000). Curso de capacitación en violencia para terapeutas familiares en el Instituto Latinoamericano de Estudios de la Familia (2001).

Hemos participado en diversos foros y seminarios donde se han discutido lineamientos para las legislaciones y para la atención a la violencia familiar, como el Foro del CIAM “Prevención del Maltrato de Niños y Niñas”, y el los comentarios para la emisión de la Norma Oficial Mexicana sobre la Violencia Familiar (2000-2001). Asistimos a las mesas de trabajo en las que ofrecimos nuestra opinión sobre el Programa de prevención y atención de la violencia familiar, sexual y contra las mujeres en el Sector Salud (2001).

Asimismo se ha realizado trabajo de prevención y atención a la violencia familiar con la formación de grupos psicoeducativos de mujeres, hombres, adultos mayores, niños, niñas y adolescentes, familias, y relación materno-infantil (estimulación temprana), en centros comunitarios y en el ILEF.

Se han presentado ponencias en los congresos nacionales de Terapia Familiar; en la Reunión Binacional México Estados Unidos sobre violencia y adicciones (Arizona, 2000); en el Congreso de la Academia Americana de Terapia Familiar en su primera reunión internacional (Miami, 2001), así como en otros foros nacionales e internacionales. Hemos presentado ponencias en diversos foros y medios de comunicación, con temas generados del trabajo comunitario en violencia.

Se han sostenido convenios de trabajo con el Gobierno del DF y con Indesol, en los que se ha desarrollado trabajo comunitario, capacitación y contención, así como investigaciones y publicaciones sobre el tema.